EL SUEÑO MEXICANO: UNA APLICACIÓN PARA PEDIR “BURRITOS”

No cabe duda que la tecnología nos acompaña a todas partes con el fin de que nuestra vida se facilite en muchos sentidos, especialmente en nuestra vida cotidiana. En el caso de nuestros dispositivos móviles, contamos con aplicaciones que sirven para hacer ejercicio, aprender a cocinar, jugar, ver videos, editar imágenes, entre múltiples opciones más. De igual modo, contamos con plataformas para pedir comida a domicilio para que desde la comodidad de nuestro hogar, tengamos la posibilidad de comer lo que queramos sin despegarnos del sofá.

Ahora, un proyecto que nació de la necesidad de los estudiantes de la Universidad Autónoma de Aguascalientes por ingerir un alimento rápido y sabroso, generó que se desarrollara una aplicación para pedir “burritos”; es decir, lo que comenzó como un simple anhelo de universitario, fue llevado a la realidad para cumplir el sueño de muchos.

Dicha plataforma lleva por nombre “El Niño de los Burritos”, y funciona justo como apps al estilo de Sin Delantal o UberEats. De este modo, los estudiantes no tienen que salir de la escuela o dejar su pupitre para ir en busca de un burrito y así continuar con sus actividades académicas.

En realidad, esta idea millonaria la desarrolló Gerardo Murillo con 20 años de edad, quien sin haber estudiado comunicación, administración de empresas, mercadotecnia o publicidad, ya ha vendido hasta más de 600 burros dentro de su Universidad por día. Pero, lo que en realidad desató su éxito, además de la esencia de la idea, fue el hecho de que las redes sociales comenzaran a compartir este acontecimiento, convirtiéndolo en viral.

El motivo por el cual Gerardo decidió comenzar este negocio rentable con burritos, se debió a la facilidad de hacerlos porque únicamente se necesita de una tortilla, algunos ingredientes y una hielera para cargarlos. Conforme el desarrollador de la aplicación se volvía famoso, los alumnos comenzaron a reclamar por el hecho de que Guillermo no pasara a algún salón a vender.

Por tal motivo, y dadas las dificultades, Gerardo desarrolló la app tomando en cuenta que en la escuela había WiFi gratuito y todos contaban con un smartphone.

Lamentablemente, por el momento aún no está disponible a nivel nacional, pero al respecto, Guillermo aseguró que ya se encuentra trabajando para tener su propio local en el que todos los repartidores tengan una bicicleta para transportar el producto. Es decir, esta plataforma solamente funciona para la Universidad de Aguascalientes, así que aunque la descargues, seguramente no llegarán los burritos a tu casa.

Al probarla, nos dimos cuenta de que su interfaz es muy intuitiva, con diseño cómodo y simple. En el menú, nos encontramos con burritos verdes, rojos, de discada (combinación de diferentes tipos de carne), entre otros. Los usuarios pueden poner la cantidad que deseen para que en cuestión de minutos, los repartidores que trabajan con Guillermo, puedan ir a entregar las órdenes.