LLAMAN A DELEGADO DE CUAJIMALPA A REFORZAR MEDIDAS DE SEGURIDAD PÚBLICA

Intentos de linchamiento, clara señal de un ineficiente combate a la delincuencia

La Comisión Permanente aprobó exhortar respetuosamente al jefe delegacional de Cuajimalpa, a reforzar medidas de seguridad pública que garanticen la protección de la ciudadanía y evitar actos en que la población busca hacer justicia por propia mano.

“Estos hechos delictivos han generado el hartazgo en la sociedad por la falta de seguridad que prevalece en las calles de la demarcación”, subraya el texto turnado por la Primera Comisión de Trabajo de Gobernación, Puntos Constitucionales y Justicia.

Enfatiza que los intentos de linchamiento son una clara señal de la ineficiencia al combatir la delincuencia, resultado de la indiferencia de las autoridades delegacionales.

“Las vecinas y vecinos de la delegación Cuajimalpa cada vez más forman parte de las estadísticas delictivas, siendo víctimas de diversos actos de violencia, como son: asaltos, robos y extorsiones que se cometen a plena luz del día, todos los días”, sostiene.

El pasado 23 de noviembre, habitantes del pueblo de San Lorenzo Acopilco, Cuajimalpa, pretendieron linchar a dos sujetos que sorprendieron robando un comercio de la zona; minutos después llegaron los policías para tratar de rescatarlos. Sin embargo, se les impidió esa acción, por lo que tuvieron que pedir refuerzos.

Los hechos sucedieron después de las 13 horas de ese día, y horas después no había sido posible controlar la situación, por lo que al lugar arribaron miembros del Agrupamiento Fuerza de Tarea para sacar a los inculpados. Según reportes policiacos, los inconformes causaron daños a una camioneta, en la que inicialmente los policías querían llevarse a los dos presuntos asaltantes.

De acuerdo con la organización Semáforo Delictivo, 2017 es el peor año de inseguridad en la historia reciente de México, señalando que, de enero a septiembre de ese año, se registraron 13 mil 513 ejecuciones a manos del crimen organizado, que representa un incremento de 53 por ciento respecto al mismo periodo del 2016.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), los mexicanos se sienten ahora más inseguros en sus ciudades que antes, pues la percepción ha aumentado un 4 por ciento en los últimos doce meses. “El 76 por ciento de los mexicanos se sintió inseguro viviendo en su ciudad en 2017”.

“Las mujeres son las más temerosas con la inseguridad en sus ciudades. El 80.3 por ciento de las encuestadas reconoció sentirse insegura en el lugar donde vive. Esta es la cifra más alta medida por el instituto estadístico desde el nacimiento de esta encuesta, en septiembre de 2013”.