EL BARÇA SE MIDE A SU PEOR FANTASMA EN LA LIGA

Ni el Real Madrid ni el Atlético. Ni el Valencia, el Athletic, el Villarreal o el Sevilla… El peor enemigo liguero del Barça lejos del Camp Nou en la última década es la Real Sociedad, que desde su regreso a Primera División en 2010 permanece invicta frente al equipo azulgrana: 5 victorias donostiarras y 2 empates. Esta es la estadística que invita al terror.

Hace un año, en enero de 2017, el equipo azulgrana, bajo el mando de Luis Enrique, venció por 0-1 para acabar con una racha absoluta de 8 partidos sin ganar en San Sebastián… Pero fue en partido de Copa. En la Liga, tendrá Valverde este domingo el reto de acabar con una maldición que se prolonga cerca de siete años.

El Barça ni se juega el liderato en Anoeta, ni pone en discusión su mando en la Liga ni, tampoco, se la juega a cara o cruz… Pero sí pone en el escenario la solvencia que ha mostrado en los últimos cinco meses. Y es que no visita simplemente a un rival que solamente ha vencido uno de sus últimos siete partidos ligueros, que ha sumado 6 de 21 puntos y se reconoce en momento muy delicado, visita a un conjunto que se ha especializado en tumbarle de mala manera y en convertir cada viaje a San Sebastián en una tortura.

Anoeta se entiende como el mayor desafío al que puede enfrentarse el Barça de Valverde, invicto en los últimos 28 partidos para igualar la mejor marca del equipo que dirigió Guardiola (23 victorias y 5 empates en la temporada 2010-11) y en camino de los 39 que mantiene en lo más alto al de Luis Enrique (32 triunfos y 7 empates) en la campaña 2015-16, hasta que fue tumbado por el Real Madrid en un Clásico.

Para alcanzar esa marca de 39 encuentros invicto, el Barça debería superar sin derrota los 4 de cuartos de final y semifinales de la Copa del Rey y los 6 de Liga (empezando por Real Sociedad), que le enfrentarán a Betis, Alavés, Espanyol, Getafe y Eibar. De lograrlo, lo que no es fácil, Valverde se jugaría el record absoluto el 20 de febrero, nada menos que en Londres y frente al Chelsea en la ida de los octavos de final de la Champions.

ESTIMADO ENEMIGO

Futbolista de referencia en el Dream Team de Johan Cruyff y entrenador que hizo números excepcionales en el Barcelona B antes de ser despedido sin el honor que merecía su persona, Eusebio Sacristán cumplirá este domingo 100 partidos al frente de la Real.

Difícilmente alcanzará los 386 encuentros que, en tres etapas, sumó John Benjamin Toshack pero, de momento, ya se ha convertido en el número desde el aterrizaje txuri-urdín en Anoeta, procedente del mítico Atotxa en 1993 y camino de su segundo curso en un equipo tan necesitado de estabilidad como incómodo para un Barça al que se le presenta un duro examen.

Guardiola, Vilanova, Martino y Luis Enrique, los últimos cuatro entrenadores del Barça, cayeron derrumbados en San Sebastián, siendo especialmente recordado el 3-2 del 19 de enero de 2013, cuando el equipo de Tito Vilanova se avanzó por 0-2 en 24 minutos (Pedro y Messi)… Para caer derrotado con un gol en el minuto 87 de Agirretxe, que siguió al doblete del Chori Castro que había igualado el encuentro.

Fue la primera de las dos únicas derrotas que cosechó el Barça de los 100 puntos en la Liga y sirve, de forma incuestionable, como aviso para un Valverde al que abandonando las euforias del entorno por la presentación de Coutinho o la exhibición copera ante el Celta se le presenta uno de sus grandes retos del torneo, en el final de la primera vuelta.

Curiosamente, Valverde ha llevado el camino inverso que el Barça en sus visitas a Anoeta como entrenador. Suma ocho y después de cuatro empates y tres derrotas, en marzo de 2017 consiguió, la última temporada, su primer triunfo liguero en estadio donostiarra.

¿El reto? Conseguirlo de azulgrana… Aunque ello provoque una crisis abierta en esa Real Sociedad que dirige un colega y amigo, Eusebio, con el que compartió vestuario en los albores del Dream Team.

FUENTE: ESPN