ESTE INDICADOR CREDITICO PUEDE DAR ALERTA ACERCA DE LA ECONÓMIA

 Los créditos personales y para la adquisición de bienes de consumo duradero alcanzaron el mayor nivel de morosidad del que se tenga registro, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

A enero pasado, la morosidad en la cartera de crédito total fue de2.18%. El mayor nivel se observó en la cartera de crédito al consumo con 4.53 por ciento. Sin embargo, dentro de este segmento se reportaron los niveles más altos.

En los préstamos para la adquisición de bienes de consumo duradero, prácticamente se duplicó en el último año, pues pasó de 4.77 a 8.26 por ciento. La morosidad de los créditos personales aumentaron a un 6.32%, desde un 5.44% del año pasado.

Analistas de economía concuerdan que una gran parte del crecimiento del país se ha debido al dinamismo del consumo. La morosidad podría indicar que se está debilitando.

Otros de los rubros de la cartera de crédito que reportan los niveles de morosidad más altos son las tarjetas de crédito, con un nivel que llegó a 5.29% en enero pasado desde 4.93 por ciento en enero de 2017.

Los créditos de nómina registraron un Imor de 2.92%, lo que representó un decremento anual de 0.43 puntos.

Los datos de la Comisión indican que la morosidad de los créditos a la vivienda se situó en 2.70%, 0.06 puntos menos que en enero 2017.

El crédito destinado a la vivienda media y residencial alcanzó un Imor de 2.65%, 0.16 pp menos que el año anterior. Por su parte, el segmento de interés social registró un Imor de 8.82%, el cual se ubicó 0.11 pp por debajo de lo observado el año previo.

Aclaración:
El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista.
FUENTE: Con información de Dinero en Imagen