¿TRABAJAS EN OFICINA? MANTENTE HIDRATADO

 

Al estar hidratad@ podrás tener más energía para realizar tus actividades y serás más productivo, además estarás protegiendo tu salud.

Nuestro cerebro se compone de un 90% de agua, la sangre de un 83%, la masa muscular de un 75% y los huesos de un 22%, así que el agua es uno de los principales componentes del cuerpo humano. Y para asegurar el buen funcionamiento de nuestros órganos y células es muy importante mantenerlo  bien hidratado en todo momento, ya durante el día perdemos agua eliminándola a través del sudor ya orina principalmente, y esta se tiene que reponer, ya que el hombre no puede sobrevivir mucho tiempo sin tomar agua.

El agua es fuente de vida y es esencial para la hidratación de nuestro cuerpo. Es el hidratante por excelencia; el más sano y el más natural. Por lo que una buena hidratación es importante para nuestra salud física y mental.

Es por ello que te damos estos tips:

Siempre debes tener en tu escritorio una botella de agua para beber constantemente, procura que sea un envase rellenable para lograr una hidratación efectiva.

Si en tu oficina realizas algún esfuerzo físico o eres de las personas que tienen un alto grado de sudoración, aumenta tu ingesta de líquidos para evitar la deshidratación.

Reemplaza el consumo de bebidas azucaradas por agua mineral.

No abuses de la cafeína y el tabaco debido a que deshidratan tu organismo.

Procura consumir agua natural, pero si no eres muy fan de ello, trata con jugos naturales, infusiones, tés, licuados, gelatinas o caldos.

No te esperes a tener sed. Según el Observatorio de Hidratación y Salud, la sensación de sed significa que el cuerpo ha perdido el 1% del líquido necesario. Es la primera señal para reponer el agua y electrolitos perdidos. Lo recomendable, es no llegar a perder ese 1%, bebiendo antes de experimentar esa sensación.

Bebe de dos a tres litros de agua a lo largo de la jornada laboral.

Aunque no lo creas cuando te estresas o te pones nervioso, tu consumo de agua corporal aumenta y debes tomar más líquidos para reponerlo.

Así que relájate y toma las cosas con calma.

Hay productos cosméticos que te ayudan a mantener tu piel hidratada como agua termal en spray.

El aire acondicionado y la calefacción resecan el ambiente. Se puede compensar esto mediante un aumento del consumo de agua o el uso de un humidificador. Un consejo es colocar un recipiente con agua en la oficina.

Lleva a tu oficina snacks con alto porcentaje de agua como: ensalada de lechuga, pepinos, chayote cocido, melón, naranja, manzana o pera. Y es que entre un 20 y un 30% del consumo hídrico diario se obtiene del consumo de productos sólidos.

Algunos de los beneficios de una buena hidratación

Si está bien hidratado, tu cuerpo y todos los órganos funcionan mejor.

Orinas con más frecuencia y esto ayuda a eliminar toxinas.

Favorece la movilidad intestinal, previniendo el estreñimiento.

La sangre se encuentra más diluida y los nutrientes se distribuyen mejor por el organismo.

Tu piel tendrá un mejor aspecto.

FUENTE: CON INFORMACIÓN DE LA CRÓNICA