GABRIEL BERNAL EXPRESA QUE EN EL MUNDO EN EL QUE VIVIMOS ES EL DE “LA TIERRA BALDÍA” DE TS ELIOT

El poema en el que Thomas Stearns Eliot (1888-1965) reinterpreta un mundo devastado por la primera Guerra Mundial, La tierra baldía (The Wasted Land), fue leído en inglés y español por las actrices Angélica Aragón y Ofelia Medina, respectivamente, en la Librería Rosario Castellanos del Centro Cultural Bella Época, donde se presentó la nueva traducción de la obra publicada por Ediciones El Tucán de Virginia y la empresa Elementia.

La reciente versión al español del célebre poema de TS Eliot, que se presentó la noche del viernes, fue preparada por Víctor Manuel Mendiola, traducida por Gabriel Bernal Granados e ilustrada por Emiliano Gironella Parra.

El libro, además de los 434 versos del poeta estadunidense, incluye textos de Mendiola, Guillermo Fadanelli, Armando González Torres y Edward Hirsch.

Migraciones, armas, medio ambiente

En palabras de Víctor Manuel Mendiola, editor del libro, en su compleja y difícil trama poética, La tierra baldía de Eliot publicada en 1922, tiene sentido y es un mensaje, un correo del pasado, pero también es un envío de nuestro aquí y ahora. “En imagen de este poema contemplamos el brusco despertar doloroso posterior a la Primera Guerra Mundial, un tiempo lejano, perdido allá en la segunda década del siglo XX y a la vez un tiempo de hoy, si pensamos en las migraciones actuales, en el tráfico de armas, en el calentamiento de la Tierra.

Este texto lírico y dramático representa la ciudad moderna, edificios y máquinas, muchedumbre y soledad; conversaciones íntimas en bares a punto de cerrar y ratas en los callejones, desamor y placer rápido; es extraño advertir y cobrar conciencia de cómo la tragedia del dolor humano convive con la comedia sexual..

El poeta y editor indicó que en su poema Eliot vio una salida, una visión hacia oriente que consiste en dar, simpatizar y autocontrolarse, respetar al otro. Es un mensaje que atravesó el siglo XX para llegar a nosotros.

Finalmente, explicó que Ediciones El Tucán de Virginia publicó dos tomos, uno en inglés y la reproducción de los 32 grabados en fibrocemento de Gironella, y el otro en español con un acercamiento crítico con los textos de Guillermo Fadanelli y González Torres. También comentó que la edición tiene prácticamente la primera versión en español realizada por Enrique Munguía en 1930.

El traductor Gabriel Bernal Granados sostuvo que desde su adolescencia había leído y releído la obra de Eliot porque le interesaba aquello que Pound había remarcado de él, como su musicalidad, su poder plástico, las nociones occidentales de originalidad y lirismo; sin embargo, al realizar la traducción descubrió un poema nuevo.

Subrayó que en su obra el poeta refleja el hundimiento de una cultura y una civilización que tenían cerca de 2 mil años de existencia. “Habían perdido razón de ser frente a los hechos violentos de la Primera Guerra Mundial y la premonición de la segunda.

“El poema tiene en este sentido puntos de contacto con los de Constantino Cavafis o con crónicas sobre el derrumbe de occidente. Un nuevo orden o un nuevo paradigma sucedieron a otro y Eliot escribía La tierra baldía en el momento incierto en que se producía esa transición, el mundo que nosotros habitamos para nuestra desgracia es el mundo que Eliot presintió y anotó en su primer poema de madurez.”

Emiliano Gironella, a quien le costó trabajo entender la obra de Eliot, compartió que fue toda una aventura plástica realizar las imágenes y colocarlas en fibrocemento. A su vez, Ofelia Medina indicó que fue a partir de las ilustraciones de Gironella que comprendió a profundidad el poema.

FUENTE: Con información de La Jornada