CARTA AL LIC. ENRIQUE PEÑA NIETO

Sr. Presidente:
Somos sobrecargos  jubilados de Mexicana de Aviación, defraudados por la administración de Gastón Azcárraga y Grupo Posadas cuando fungieron como dueños de la misma, de diciembre del 2005 a agosto del 2010 y abandonados por el aparato gubernamental que usted representa.
Entendemos que nuestra situación es un problema heredado para su gestión, sin embargo es un tema de justicia social que tendría que ser resuelto durante su mandato.
Como usted sabe, desde que nuestra empresa entró en concurso mercantil se nos dejó de pagar nuestra pensión, es decir, no obstante  que Azcárraga la quebró, desapareció los fondos de pensión acumulados durante 28 años de trabajo.
Esta circunstancia se la hemos hecho saber ampliamente a través de varios escritos dirigidos a usted.
En reiteradas ocasiones le hemos solicitado nos brinde un breve espacio dentro de su abultada agenda, lamentamos que usted hasta el momento no nos haya querido recibir, pero vemos con tristeza e impotencia, como es más fácil que un equipo de futbol tenga una audiencia con nuestro Presidente que para un grupo de jubilados que fuimos defraudados por un empresario mexicano y abandonados por las instituciones de este país.
Por lo anterior es que nos preguntamos. ¿Qué es lo que necesita un ciudadano común para entrevistarse con su Presidente y de frente explicarle su problemática?
A lo más que hemos llegado es a ser canalizados por el área de atención ciudadana a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y atendidos por el subsecretario del Trabajo de aquél entonces, Maestro Rafael Avante Juárez, fue ahí Sr. Presidente donde fuimos aconsejados a llevar a cabo una demanda por la vía laboral, misma que interpusimos en marzo del 2015, al día de hoy ya la ganamos mediante resolución del 2 de septiembre del 2016.
Nos encontramos en la vía de ejecución, sin embargo el principal opositor ha sido la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, de tal forma que los sobrecargos  jubilados de Mexicana de Aviación vamos a cumplir 8 años sin que se reestablezca el pago de nuestras pensiones.
Como puede apreciar Sr. Presidente, somos poseedores de un derecho adquirido e irrenunciable, reconocido mediante un laudo condenatorio, sin embargo pareciera ser que las instituciones de este país pretenden que lo enmarquemos y lo colguemos en la sala de nuestras casas. En realidad por lo
qué estamos luchando, es porque se respete el estado de derecho a fin de  detener la violación sistemática a nuestros derechos humanos.
Sr. Presidente Enrique Peña Nieto, nuestra gente está perdiendo sus bienes, familias, salud y lamentablemente ya han fallecido 27 compañeros sin que se haga justicia.
Usted Sr. Presidente, está a escasos 6 meses de terminar su gestión y jubilarse, le solicitamos respetuosamente que no se vaya sin antes honrar a su promesa de campaña resolviendo el tema de nuestras pensiones.
En espera de su más amplia sensibilidad a efecto de que se le dé solución nuestra problemática, nos reiteramos a sus órdenes.
 ATENTAMENTE
Fausto Guerrero Díaz
​Presidente
Vicente Javier González Ortega
Secretario General
Irma Patricia Cuaxiloa Barreto
Secretaria de Relaciones
Patricia Consuelo Moreno Herrera
Secretaria Tesorera
Adriana Islas Caballero
Secretaria de Relatoría
Rosa Josefina Basurto Revilla
Presidente Comisión de Vigilancia
Irma Araceli Maciel Méndez
Secretaria Comisión de Vigilancia
Rogelio Martínez López
Juana Esther  Montes Gutiérrez
Vocal