EN DOS O TRES DÍAS MELANIA TRUMP DEJARÁ EL HOSPITAL

El presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró hoy que su esposa Melania podrá abandonar el hospital dentro de “dos o tres días” después de someterse este lunes con éxito a una operación quirúrgica para tratar un problema en el riñón.

“Nuestra gran primera dama se encuentra realmente bien. Abandonará el hospital en 2 o 3 días. ¡Gracias por tanto amor y apoyo!”, escribió Trump en su cuenta de Twitter.

La oficina de la primera dama había adelantado este lunes que era probable que Melania permaneciera hospitalizada durante el resto de la semana.

Melania, que cumplió 48 años el mes pasado, fue hospitalizada el lunes en el centro médico militar nacional Walter Reed, un hospital a las afueras de Washington al que tradicionalmente han acudido los presidentes y las primeras damas para evaluar su estado de salud.

Allí se sometió a una intervención conocida como embolización para tratar “una enfermedad renal benigna”, una cirugía que “fue un éxito y no hubo complicaciones”, según informó la directora de comunicaciones de la primera dama, Stephanie Grisham, en un breve comunicado.

Melania Trump es la primera dama que tiene que pasar por el quirófano para someterse a una operación seria desde que, en octubre de 1987, una de sus antecesoras Nancy Reagan (1981-1989) tuviera una mastectomía, luego de que le detectaran que sufría cáncer de seno.

El presidente Trump permaneció en la Casa Blanca mientras su esposa era operada, aunque por la tarde la visitó en el hospital militar.

“Ahora mismo, Melania está en el hospital y le va realmente bien. Nos está viendo ahora mismo, y quiero dar las gracias a los increíbles médicos del centro médico Walter Reed“, dijo Trump durante un discurso en el Capitolio con motivo de un homenaje a los policías del país muertos en servicio.

En los últimos meses el matrimonio Trump ha mostrado públicamente una menor sintonía y eso ha alimentado los rumores sobre posibles problemas a raíz del escándalo de la actriz porno Stormy Daniels, que asegura que tuvo una aventura con el magnate en 2006, cuando él ya estaba casado con Melania.

Desde que su esposo llegó al poder en enero de 2017, Melania Trump guardó un perfil bajo y, en su papel de primera dama, ha sido menos activa que sus predecesoras, Michelle Obama y Laura Bush, quienes impulsaron varias causas como la lucha contra la obesidad infantil o la promoción de la lectura, respectivamente.

No obstante, este mismo mes, Melania delineó sus prioridades como primera dama y prometió que se centraría en los niños con su plan “Be Best” (Sé mejor), que busca promover una vida más sana para los niños, así como combatir el acoso en Internet y el abuso de opioides.

Según una encuesta publicada la semana pasada por CNN, la popularidad de Melania se ha disparado en las últimas semanas al pasar de un apoyo del 47 % en enero al 57 % actual, una cifra que es mayor a cualquier índice de popularidad de su marido registrado por CNN.

FUENTE: Con información de El Sol de México