REAL DE CATORCE

La primera experiencia que registrarás en tu bitácora será atravesar el Túnel de Ogarrio, un ducto que comunica hacia Real de Catorce. Su clima, humedad y conformación rocosa te dará una idea del arduo trabajo de los mineros de la época. El túnel, de 2.3 kilómetros de largo, fue construido a finales del siglo XIX, y ahora comunica a Real de Catorce con el mundo.

ENÁMORATE DE SUS LEYENDAS

Calles de piedra, casas de adobe y construcciones virreinales encierran la historia de la bonanza platera que vivió Real de Catorce hace más de 100 años, las cuales crean un escenario que alimenta todo tipo de leyendas e historias; éstas son producto en gran parte a su cercanía con Wirikuta, el sitio sagrado de los huicholes.

ADMIRA SUS ESCENARIOS VIRREINALES

Construida en lo que fue la Plaza del Carbón, en 1863 fue habilitada para funcionar como la Casa de Moneda. En este antiguo edificio de ladrillo y adobe se acuñaron monedas de bronce llamadas cuartillas. Recorre sus tres niveles y las salas con exposiciones de monedas, cartonería, fotografías, pinturas y arte huichol.
La Plaza Hidalgo es uno de los lugares que debes apreciar. En su centro hay un kiosco de hierro labrado que sustituyó a una fuente en 1928. Disfruta del mercado de La Vendimia mientras escuchas la tambora y participas de un buen baile.