EL TERCER DEBATE DESANGELADO, SIN PROPUESTAS, PERDEMOS… ¡TODOS!

Por: Dr. José Óscar Valdez Ramírez
Acusaciones de corrupción de todos de los tres candidatos, El Bronco se perdió y se acabó el encanto, en este tercer y último debate sale avante Andrés Manuel López Obrador… ¡Nada para nadie!
Los cartones no se mueven, un debate largo y cansado, Ricardo Anaya desesperado torna su bandera pidiendo castigo para Enrique Peña Nieto y compañía -si hubiesen-; Meade Kuribreña  y  Anaya Cortés por las propuestas sin agredir habrían hecho la diferencia pero no se dio.
En ese escenario, los números no cambian, la incertidumbre de un super candidato no existe salvo que pase algo grave Andrés Manuel será Presidente de México.
Lo que debe preocuparnos son los contrapesos, un sistema sin contrapesos no sirve, la postura de no combatir los delitos es bastante grave, no tenemos Fiscal General, no tenemos Fiscal Anticorrupción, no tenemos jueces ni magistrados que sean los responsables de poner en práctica el Sistema Anticorrupción.
Así las cosas, el PRI sigue diciendo que ganará las elecciones, porque tiene la maquinaria y vencerá, y se suelta el rumor de anular la elección -el mismo PRI filtra esa información para levantar la moral de sus huestes-.
Un hecho es real, lo que esta peleando el PRI y el PAN es el segundo lugar.
Si las encuestas están mal, desde hace seis meses las gráficas hechizas y no hechizas señalan a López Obrador como puntero, la probidad de Meade no dio para salvar al PRI no rompió con Peña ni con Videgaray y ahora peleando el segundo lugar nunca el primero.
Candidatos sin propuestas y agresiones que sólo son bravatas, ahora a esperar que el PRI opere su ‘voto duro’, aceitar sus jueces y magistrados, preparar sus escenarios para poder ganar a como de lugar, sólo que esta ocasión el ‘voto del rechazo… del hartazgo’ es más fuerte que los candidatos.
Ése es el voto que Andrés Manuel fue recipiendario, representó sin querer el voto del rechazo del hartazgo, el voto que pide adiós a los tecnócratas y abre las puertas a una nueva relación de fuerzas políticas, Acción Nacional esta destruido al igual que el Revolucionario Institucional.
Es la hora de pensar en los contrapesos,  es la hora de pensar en amarrar las manos a los gobernadores, al Presidente y su gabinete.
Ése es el reto que nos toca a los ciudadanos, exigir, no pedir Fiscales Independientes, los reclama Dios y … ¡los exige México!