SITIOS IMPERDIBLES SI VISITAS EGIPTO

 

1. Caos en El Cairo

Y para comenzar, mejor hacerlo por su capital. Probablemente tu vuelo aterrice en El Cairo, esta inmensa urbe donde las normas de tráfico son inexistentes, los semáforos son un mero adorno en sus calles y la polución crea una densa capa gris que lo inunda todo. Pero, no te asustes: a pesar de todo, El Cairo es de los lugares más auténticos que conocerás en tu vida.

Piérdete por las laberínticas callejuelas de su bazar Jan el-Jalili y regatea hasta la saciedad por ese souvenir para llevarte a casa. Prueba su rica gastronomía en alguno sus puestos callejeros, fuma de un narguile en una de sus teterías y conversa con los locales. El Cairo es una ciudad que nunca duerme, y hallarás actividad en sus calles sea la hora que sea.

2. Giza, la joya de la corona

Así que sin movernos aún de El Cairo ponemos rumbo a conocer Keops, Kefren y Micerinos: las pirámides conforman la única maravilla del mundo antiguo que sigue existiendo hoy en día… ¡A pesar de contar con 5.000 años de antigüedad! La emoción se apoderará de ti en cuanto te encuentres ante ellas porque jamás pudiste imaginar su verdadera inmensidad.

Observa bien cada una de las enormes piedras por las que están construidas las pirámides. Se calcula que cada una de ellas pesa alrededor de dos toneladas y que fueron transportadas hasta este lugar con la fuerza de veinte mil obreros. Algo que te recomendamos, sin duda alguna, es que visites su interior: cada ciertos meses abren al público el acceso a una de las pirámides, algo que va variando para mantener su conservación.

3. Saqqara, la pirámide escalonada

A solo 30 kilómetros de El Cairo se encuentra esta curiosa y singular pirámide construida en el 2.650 a. C. por Imhotep, primer ingeniero y arquitecto conocido de la historia. Según se dice, en Saqqara se inspirarían para levantar tanto las pirámides de Giza como muchísimas de las construidas en el resto del país.

Con su peculiar forma escalonada, se trata de la pirámide más importante de toda la necrópolis de Saqqara, y debido a su antigüedad y a la influencia que tuvo en la arquitectura funeraria de Egipto, se cree que se trata del cenotafio más antiguo de la historia. Es decir, estaríamos hablando de la primera pirámide del mundo… ¿Qué te parece?

4. Alejandría, la más mítica de las ciudades

Se trata de la ciudad más cosmopolita de Egipto y fue el principal centro cultural del mundo antiguo. Alejandría, fundada por Alejandro Magno en el 332 a.C., es sin duda una de las paradas obligadas si viajas a Egipto.

Aunque sus grandes reclamos históricos desaparecieron hace ya varios cientos de años, la ciudad sigue manteniendo esa aura que la hace especial. El Faro de Alejandría, considerado una de las grandes maravillas del mundo antiguo, fue destruido por un terremoto en el siglo XIV. Por otro lado, su mítica biblioteca, en la que desde su fundación en el siglo III se guardaron casi un millón de documentos en un intento de aunar todas las obras del ingenio humano, de todas las épocas y todos los países, fue destruida en extrañas circunstancias.

5. Un crucero por el Nilo

 

El Nilo, con sus 6.600 kilómetros de longitud (uno de los más largos del mundo), invita a conocer Egipto desde una perspectiva completamente diferente. Muchos son los barcos que hacen el típico recorrido desde Luxor hasta Asuán o viceversa. Así que no lo pienses más: inclúyelo en tu lista de actividades y disfruta de unos días navegando por sus aguas.

6. Luxor, el templo de Amón

Dedicado a Amón, dios del viento y el más importante de todos los que conforman el panteón egipcio, fue Ramsés II el que mandó construir su parte exterior, mientras que el interior fue inspiración de Amenhotep III. Dos de sus marcas más representativas, además de la Avenida de las Esfinges, son sus grandes colosos y el obelisco de 25 metros de altura que podrás contemplar a la entrada. ¿Una curiosidad? En el pasado fueron dos obeliscos en lugar de uno, pero el que falta hoy en día fue donado por Mohamed Alí a Francia y puede contemplarse desde entonces en la plaza de la Concordia de París.