EL CRT, LA CORRUPCIÓN TOLERADA POR LA SECRETARÍA DE ECONOMÍA Y EL CONTUBERNIO DE LA COFECE

Por:  Dr. José Óscar Valdez Ramírez

El Consejo Regulador del Tequila, A.C. (CRT) es la organización dedicada a verificar y certificar el cumplimiento con la Norma Oficial del Tequila, así como a promover la calidad, la cultura y el prestigio de la bebida nacional por excelencia.

Se trata de una institución interprofesional donde se reúnen, desde el 16 de diciembre de 1993, todos los actores y agentes productivos ligados a la elaboración del Tequila. El objetivo es promover la cultura y la calidad de esta bebida, la cual se ha ganado un lugar importante entre los símbolos de identidad nacional.
Eso dice en su página de internet, lo que no dice, es que es un nido de corrupción total tolerada por la Secretaría de Economía y que la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE) ni ve ni oye que el CRT es un monopolio sin competencia, esto es que esta mafia denominada Consejo Regulador del Tequila, es un robo en despoblado donde presionan a todos lo tequileros o los amenazan con no darles las autorizaciones.

El modus operandi es la corrupción a través de la extorsión en contubernio con la Secretaría de Finanzas del estado de Jalisco, con la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y con la Procuraduría General de la República (PGR), acusan a los tequileros por lavado de dinero y por recursos de procedencia ilícita, porque estos sin investigar, les embargan las cuentas y después de más de cuatro meses un ‘Usted disculpe’ de la autoridad, ofrecen con sus amistades ayudar a los tequileros a cambio de una cantidad.

Esto es cuando no acceden a pagar las asesorías que según ellos están autorizados por la ley -nada más alejado de la realidad-, la última que hicieron, incautaron nueve pipas de tequila que no tenía origen, proveniente del estado de Michoacán y decomisado en Jalisco, el CRT le dio origen a ese producto ilegal y acabo vendiéndolo a una de las casas productoras más grande de México.

Así las cosas, trasformaron lo ‘ilegal en legal’ dando origen y destino a un Tequila que no tenía ‘ni origen, ni destino’.
Todo con el contubernio de la subsecretaría de Economía y ante la mirada impávida de la COFECE que no impide el monopolio desde 1993 -es el único-, la PGR debe investigar a los integrantes del Consejo Regulador del Tequila por lavado de dinero y recursos de procedencia ilícita.
El Servicio de Administración Tributaria (SAT) debe investigar las fortunas de los integrantes de este Consejo que realizan actos de autoridad con la complicidad de la Secretaría de Economía, que les permite hacer todo tipo de artimañas y transas en perjuicio de los productores de tequila, a todos extorsionan, nadie se salva, desde los pequeños productores hasta los más grandes consorcios.

La corrupción que impera está documentada, se ha hecho de su conocimiento a la Secretaría de Economía y en lugar de sancionarlos los protege, los del Consejo mismo dicen que pagan cantidades exorbitantes a la secretaría de Economía por lo que los protegen y la COFECE no los toca… ‘ni con el pétalo de una rosa’.
La Comisión Federal de Competencia Económica es absurda, tolera y protege el monopolio del CRT pues como ellos mismos dicen: ‘la comisionada es una corrupta a la que le pagan su cuota mensual’. Esto es una aberración, la COFECE no hace nada sabiendo que es un monopolio, lo tolera, lo protege.
Para que tengan una idea, la corrupción mensual es de 50 millones de pesos por alterar y dar origen al tequila, más la extorsión que sus verificadores realizan en el campo, ahí son 30 millones los que sacan estos delincuentes.

Y cuando los desean denunciar penalmente, sorpresa, son particulares, no son autoridad… ¡El negocio redondo!
Incautan producto (no tienen facultades) y nadie los sanciona; extorsionan y nadie les dice nada. Así las cosas, el CRT es una aberración, es un híbrido de corrupción, penalmente ya están denunciados por el delito de lavado de dinero, delincuencia organizada así como recursos de procedencia ilícita y fraude fiscal equiparado, esperemos que la autoridad no se siente en sus laureles y actué.

De la Secretaría de Economía debe existir un deslinde público donde conste que ellos no toleran las mañas del Consejo Regulador del Tequila, de no hacerlo… son parte de este contubernio que grita a los cuatro vientos el mismo Consejo.

De la Comisión Federal de Competencia Económica debe existir un deslinde y una investigación, pues desde que estudio Derecho existen diversas vías para evitar los monopolios.
El CRT es una muestra de corrupción tolerada por esta administración sin un contrapeso real, así lo han permitido la Secretaría de Economía y la COFECE.
Es momento de que la PGR actúe, que judicialice la carpeta de investigación y ponga a los integrantes del Consejo Regulador del Tequila donde deben estar… ¡en prisión!
Estas conductas pueden ser tipificadas como delitos y que se investigue a las tequileras que son parte de la corrupción en la compra y adquisición de tequila que no tiene ‘origen’, que en amplio contubernio con el Consejo -esto es fácilmente demostrable- pues si se ve lo que se exporta, con las plantas que hay van a poder ver que ése tequila que se decomisó, se transformó en ‘legal’ a la vista del CRT en complicidad con la autoridad.

¿Y así la Secretaría de Economía y la COFECE hablan de respetar la ley?
De verdad, tengan vergüenza, es un robo tolerado disfrazado de legalidad, con particulares que hacen actos de autoridad sin serlo, con el contubernio de la Secretaría de Economía y con la complacencia de la COFECE.. otra transa más de esta administración.