EL ADN Y EL ENVEJECIMIENTO COGNITIVO EXITOSO

A las cuatro de la mañana del 15 de junio de 2004 la antorcha olímpica llegó a la Ciudad de México como parte de su recorrido para encender el fuego olímpico en Atenas, Grecia. Esa fue la primera vez que la antorcha circunnavegó la Tierra, y durante su paso por México una de las atletas que condujo la llama fue Rosario Iglesias, mejor conocida como “Chayito”, la maratonista mexicana de 94 años.

¿Qué factores propician que las personas alcancen edades avanzadas en la vida —80, 90, 100 años— y que además las alcancen con el mayor bienestar posible? Esta es una de las preguntas que se hace Humberto Nicolini Sánchez, investigador del Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen), quien ha decidido enfocarse en el estudio del envejecimiento exitoso.

El envejecimiento exitoso es todo un concepto que analiza las condiciones de vida, las actitudes y las decisiones de las personas que viven la vejez con buena movilidad, con una buena red social, que tienen un buen desarrollo cognitivo y que mantienen una ausencia de psicopatologías, explica el científico.

Como investigador del Laboratorio Genómica de Enfermedades Psiquiátricas y Neurodegenerativas del Inmegen, a Humberto Nicolini le interesa la salud mental, y en este caso la preservación de la salud cognitiva y de las funciones mentales durante el envejecimiento, y puso en curso el proyecto Estudio del epigenoma en población con envejecimiento cognitivo exitoso.

El objetivo es distinguir qué hace diferentes a las personas que tienen un envejecimiento cognitivo exitoso, qué partes de su genoma son diferentes, qué tipo de interacciones con el ambiente y qué hábitos han moldeado su epigenoma.