MÉXICO CONCLUYÓ SU PARTICIPACIÓN EN EL III ENCUENTRO DE JÓVENES MITAD DEL MUNDO, ORGANIZADO POR IBERORQUESTAS JUVENILES

Inspirados por el espíritu de Malala Youzafsai, joven activista de origen pakistaní en pro de la educación de niñas y niños en el mundo, 200 niños ecuatorianos y chilenos interpretaron por primera vez en Ecuador, Alas a Malala, de Arturo Márquez, en el concierto de clausura del III Encuentro de jóvenes Mitad del Mundo, que se realizó la noche de este 12 de septiembre, en la capital ecuatoriana, reunión trilateral en la que participaron niños y maestros de Chile, México y el país andino.

Roberto Renteria Yrene, coordinador artístico de las Agrupaciones Musicales Comunitarias adscritas al Sistema Nacional de Fomento Musical (SNFM) de la Secretaría de Cultura federal, dirigió este concierto que reunió a noveles instrumentistas de Chile y del Oriente, la Costa y la Sierra de Ecuador. “Son chicos con talento con los que se puede empatizar pronto, que aunque no están muy acostumbrados a ensayar por secciones y posteriormente a ensamblarse en un tutti (toda la orquesta) se esforzaron por sonar cada vez mejor”, expresó.

Sobre el desarrollo general de este III Encuentro de jóvenes Mitad del Mundo, Renteria Yrene explicó que fueron días de trabajo musical con los chicos y de reflexión entre maestros y funcionarios asistentes, pues el espíritu de este encuentro radicó en apoyar a través de las experiencias compartidas, el fortalecimiento institucional de planes, sistemas y modelos de educación musical.

“Éste es el segundo año que México participa, en 2017 el maestro Pedro Arpide trabajó la parte musical con los chicos convocados. Ahora; la titular de la Unidad de Agrupaciones Musicales Comunitarias del SNFM, Olga Mendoza participó en los Conversatorios −charlas de retroalimentación entre los participantes− donde expuso y detalló los procesos metodológicos de los modelos de educación musical de Chile y México, ya que Ecuador no tiene como tal una red de orquestas infantiles y juveniles”.

En este sentido, Rentería Yrene precisó que en esta reunión trilateral, impulsada por el programa de cooperación multilateral Iberorquestas Juveniles que auspicia la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), puso en la mesa de reflexión los modelos de educación musical de la Fundación de Orquestas Juveniles e Infantiles (FOJI) de Chile y el Sistema Nacional de Fomento Musical de México.

“Mediante las charlas y los talleres realizados se brindó apoyo y se compartieron las experiencias que hemos tenido en México, a través del Movimiento Nacional de Agrupaciones Musicales Comunitarias, para que Ecuador considere lo pertinente en ese rubro”.

Asimismo, el también coordinador general de la Orquesta Sinfónica Infantil de México (OSIM), subrayó que los aspectos del modelo mexicano que más agradaron a los miembros del Instituto de Fomento a las Artes, Innovación y Creatividades (IFAIC) de Educador, fue el vínculo con la comunidad y la conexión entre todas las agrupaciones a través del repertorio.

“Programas como el Formando formadores −los niños más grandes enseñan a los más pequeños−inserto en nuestro plan de capacitación; la revalorización de la identidad nacional a través de la música tradicional; y el plan artístico-académico del Orquesta Escuela Carlos Chávez; fueron los aspectos que despertaron mayor interés entre los gestores ecuatorianos, concluyó.

El concierto de clausura de este III Encuentro de jóvenes Mitad del Mundo, se realizó en la Sala principal de la Casa de la Música de Quito, Ecuador; y además del himno de las Agrupaciones Musicales Comunitarias: Alas a Malala, el director mexicano condujo la Marcha eslava de P. I. Tchaikovsky.