LA IMPORTANCIA DEL COMPLIANCE ANTICORRUPCIÓN EN LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

 

Por: Dra. Lizbeth Xóchitl Padilla Sanabria

La normatividad anticorrupción en México se compone de un conjunto de 7 ordenamientos legales básicos que conforman el ámbito administrativo disciplinario, penal anticorrupción y el sistema de fiscalización; sin embargo, y dadas las cifras a nivel mundial, tales como que México se encuentra en el lugar 146 mundial en corrupción de acuerdo a transparencia internacional, y según la OCDE en el primer lugar de los 32 países que la conforman; así como los casos emblemáticos que han marcado internacionalmente a México como uno de los países con mayor impunidad, tales como el caso Duarte, entre otros, han demostrado que la norma jurídica direccionada y aplicada por el propio Estado es inviable para el combate a la corrupción; es decir, es improbable que con la norma jurídica se puedan llegar a cifras aceptables de combate a la corrupción en nuestro país; a contrario sensu, la norma jurídica puede alentar y facilitar la corrupción, de tal suerte que ésta última se puede convertir en verdaderos negocios para los corruptos. Una de las soluciones que desde mi investigación y dada la experiencia de combate a la corrupción que desde la perspectiva fáctica hemos empleado es el Compliance Anticorrupción. El Compliance anticorrupción no es otra cosa más que el acompañamiento especializado hacia los operadores anticorrupción de la administración pública para el cumplimiento de la norma, en donde la calidad de garante se traslada al oficial de cumplimiento y éste a su vez tendrá que responder legalmente del éxito o fracaso de su trabajo. En este sentido los servidores públicos estarán seguros de que su actuar es conforme a la norma y de que no cometerán actos de corrupción por el desconocimiento de la norma jurídica o la falta de capacitación en ese respecto. El Compliance anticorrupción no es tan sencillo, requiere de un análisis complejo de riesgos con el fin de otorgar un diagnóstico y plan de trabajo, por lo que debe ser diseñado por especialistas en la materia y con las credenciales que acrediten su expertise; además, va acompañado de otros elementos para facilitar y lograr el cumplimiento normativo anticorrupción como puede ser la implementación del Blockchain y de los smart contracts para el caso de las licitaciones por ejemplo.