PRESIDENTE DE LA CÁMARA DE DIPUTADOS ANUNCIA QUE PRESENTARÁ INICIATIVA EN MATERIA DE SALARIOS MÍNIMOS

 

  • Diputados se reúnen con representantes de sindicatos y se comprometen a mejorar condiciones laborales

El presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, sostuvo que en los próximos días presentará una iniciativa en materia de salarios mínimos, toda vez que han perdido poder adquisitivo en 82 por ciento y el ingreso ha disminuido 65 por ciento.

        Durante una reunión de trabajo con el Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (STUNAM), diversas universidades del país y con representantes de los electricistas y de Secretaría de Cultura, el legislador expresó que este tema es uno de los proyectos importantes de esta Legislatura, mediante el cual se pretende acaben los organismos tripartitas y el salario sea determinado por este órgano a través de un estudio de la capacidad adquisitiva.

Recordó que la Comisión de los Salarios Mínimos realizaba encuestas para detectar la pérdida del poder adquisitivo  por nivel de ingreso y no por la inflación.

Añadió que se debe hacer un estudio sobre el nivel de ingreso, es decir, cuál es la canasta de consumo del asalariado y cuál el alza, cuando hay inflación.

        “Yo recibí 67 mil emplazamientos de huelga  y todos los resolvimos cuando era secretario y ahora existe terror a la huelga, y es este motivo que ha generado que los salarios vayan a la baja;  mientras no haya una base sindical, no habrá movimientos en el salario”.

Aseguró que es “tonta la posición que asumen los neoliberales cuando dicen que los salarios cayeron porque la inflación aumento. En este país el salario mínimo lo fija el Banco de México, es por ello que ya no hay huelgas”.

En cuanto, al registro de sindicatos, consideró que es ambiguo; por ello, se va a aclarar en la ley que “ningún organismo tripartito puede organizar y registrar a los sindicatos, porque es poner la Iglesia en manos de Lutero”.

Respecto a la expansión de las universidades, afirmó que es el gran reto para el próximo gobierno, pues el Presidente electo ha dicho que quiere la universalización de la educación; “ya también tenemos un proyecto de reforma constitucional en ese sentido”.

Subrayó que la Constitución determina en su artículo 3 cuál es el estatuto de las universidades, de tal manera se estipula que el Estado está obligado a que el año próximo se tenga plena cobertura hasta el fin de la preparatoria.

Expresó que en este tema “no se va mal”, pues la primaria tiene una cobertura del 78 por ciento; secundaria del 69, y preparatoria del  60, pero hay que llegar a cien.

La presidenta de la Comisión Educación, Adela Piña Bernal (Morena), dijo que conoce bien que la labor de un sindicato es la defensa de los trabajadores, por lo que buscará hacer un trabajo en conjunto, a fin que se logre integrar una agenda para mejorar la calidad de la enseñanza y laboral.

Detalló que con las diversas reuniones que se han realizado con el sector se ha logrado identificar los problemas que aquejan al sistema educativo; el primero, es el presupuesto, por lo que se impulsará que los recursos se destinen de manera eficiente y evitar los actos de corrupción.

El segundo, refirió, es modificar el tipo de alumnos que egresan de los diversos niveles de enseñanza y el tercero es garantizar los derecho laborales de los docentes; “si no mejoramos sus condiciones, difícilmente se arribará a la Cuarta Transformación”, advirtió.

El presidente de la Comisión de Presupuesto y Crédito Público,   Alfonso Ramírez Cuellar (Morena) mencionó que una vez que se instalen las comisiones se integrarán mesas de trabajo, a fin de recibir a las organizaciones vinculadas con el sistema educativo y con ello atender la parte financiera, laboral, seguridad social, ciencia y tecnología, entre otras.

El presidente de la Comisión de Transparencia y Anticorrupción Óscar González Yáñez (PT) enfatizó que “los derechos de los trabajadores no son la causa de quiebra de las instituciones de enseñanza superior. Que quede claro eso. Sus derechos han sido ganados a través de la lucha y la crisis que sufren varios centros se debe a la desatención del gobierno y corrupción de las autoridades universitarias”.

Añadió que muchas universidades operan gracias al esfuerzo de los trabajadores y no a las autoridades. Lo que intentará la Cámara de Diputados, explicó, es ponerla a servicio de la población para lograr beneficio de los sectores, es decir, recuperar el poder adquisitivo del salario.

En tanto, el presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, Manuel de Jesus Baldenebro Arredondo (PES), señaló que la capacidad de compra la han perdido todos los mexicanos, pero lo que se busca con la Cuarta Transformación es que la justicia llegue para todos los sectores.

“Estamos muy atrasados en las prestaciones laborales, que simplemente y olímpicamente dicen que no tienen para pagar, pero el hecho de que esté tronada una universidad o el sector salud no es responsabilidad de los trabajadores, sino de quien administró los recursos; por lo tanto, los diputados tendremos que luchar por el bienestar de todos los empleados”.

La presidenta de la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación, diputada María Marivel Solís Barrera (Morena), coincidió en que algo fundamental en ciencia y tecnología es que se logre tener el uno por ciento del Producto Interno Bruto, para lo cual se presentó una iniciativa con la finalidad que no se disminuya el presupuesto para este ramo.

Informó que ya se recibieron las diez propuestas de las diversas universidades y se hizo un exhorto para que se incrementen los recursos de las universidades.

La presidenta de la Comisión de Seguridad Social, diputada Mary Carmen Bernal Martínez (PT), apuntó que a partir del 1 de septiembre el Congreso es abierto, sabemos de la responsabilidad que tenemos con cada uno de los sectores y los sindicatos.

Añadió que desde la comisión que encabeza se harán los esfuerzos posibles para que el país se convierta en uno con verdadera justicia social. “La Cuarta Transformación se debe dar desde la clase trabajadora”.

María de Lourdes Zea Rosales, representante del Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (STUNAM) sostuvo que mayor inversión en la educación permitirá recuperar la ruta de desarrollo del país.

Al entregar su pliego petitorio a los diputados, expuso que “la Cámara de Diputados tiene la oportunidad de transformar el actual andamiaje jurídico institucional que ha deprimido los salarios y superar su actual precarización, ya que según estimaciones del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la inflación actual es del 5.02 por ciento, mientras que los salarios contractuales del ciclo 2017-2018 aumentaron en promedio 5.1 por ciento y el aumento de la canasta básica es del 8.14 por ciento anual.

Ante esta situación, añadió, es urgente impulsar un trabajo de recuperación salarial en todo el país, por lo que el  STUNAM demanda que se ratifique en sus términos el Programa Integral de Recuperación Salarial, y se incrementen un 20 por ciento los sueldos.

Además, se destine una partida presupuestal etiquetada para ampliar la infraestructura de la Máxima Casa de Estudios y se aumente la cobertura de la matrícula estudiantil, así como se desarrolle su plantilla laboral en lo profesional con base en las necesidades de la UNAM, a fin de dar un mejor servicio.

Martín Esparza Flores, representante del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) y de la Nueva Central de Trabajadores, solicitó a los diputados realizar mesas de análisis para hacer frente a las problemáticas de los sindicatos del país y de los diversos sectores.

Asimismo, pidió que se abra el expediente de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro (LyFC) porque todo fue contrario al interés de los mexicanos y una antesala de una Reforma Energética regresiva para privatizar el petróleo y la electricidad y precarizar la mano de obra.

Recordó que el 11 de octubre del 2009, el expresidente Felipe Calderón tomó una decisión contraria a los intereses del pueblo y de los trabajadores, de la cual no hay antecedentes en el mundo que mediante un acto administrativo se echara a la calle a 44 mil trabajadores, con el argumento de que bajarían las tarifas eléctricas y mejoraría el servicio.

En tanto, Juan Manuel Hernández Melchor, representante del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Cultura, pidió que se revisen los salarios de este sector y que se respeten sus derechos laborales, “Un presupuesto digno y que se abran los espacios para  plantear un proyecto sindical orientado a la defensa de las instituciones y la relación contractual”.

Los representantes de sindicatos de diversas universidades del país, solicitaron a los diputados atender la problemática económica no sólo de los trabajadores, sino de la infraestructura de las instituciones de enseñanza.

Consideraron necesario revisar los salarios, a fin de que haya paridad, pues han tenido un deterioro paulatino con una caída del 77 por ciento en su valor, la pérdida de prestaciones y una grave crisis de pensiones.

Expresaron sus deseos de que la composición de esta Cámara permita que se termine con el rezago que existe en la Ciencia y Tecnología y la cultura, pues la política dirigida a estas materias han sido un fracaso.