HONDURAS BUSCA SALIR DE LA CRISIS CON RECUENTO DE VOTOS

  • La Alianza de Oposición reclamó al TSE el recuento de todos los votos, el Partido Nacional dice que no le ve problema.

 

Un recuento total de los votos de las elecciones presidenciales en Honduras se vislumbra como la salida a la crisis política que estremece al país por reclamos de fraude que detonaron en protestas callejeras y un toque de queda nocturno.

La Alianza de Oposición reclamó al Tribunal Supremo Electoral (TSE) el recuento de todos los votos de las elecciones del pasado 26 de noviembre, y horas más tarde el presidente Juan Orlando Hernández, aspirante a la reelección, dijo estar de acuerdo con ello.

“Estamos abiertos a que se coteje, que se revise, una, dos, tres, las (veces) que sea, no tenemos ningún problema” pero “dentro de la ley”, señaló Hernández, de 49 años, del Partido Nacional (PN).

“Debe de haber un cotejamiento total entre cuadernillo, acta y votos en la urna, o sea, abrir las urnas, conteo total, conteo completo para evitar la contaminación” del resultado, afirmó a la AFP el expresidente Manuel Zelaya, coordinador de la Alianza de Oposición.

El candidato nacionalista Juan Orlando Hernández y Salvador Nasralla de la Alianza de Oposición firmaron un compromiso de que ambos esperarían hasta el final del escrutinio una declaración oficial del TSE, pero después Nasralla dijo que retiraba su firma de ese documento.

Con el 100% de las actas escrutadas, Hernández, de 49 años, aparece al frente con 42,98% de los votos mientras que el candidato de la Alianza opositora, el presentador de televisión Salvador Nasralla, de 64 años, obtenía 41,38%, de acuerdo al último reporte del TSE.

“Si se revisan las actas y los votos, se estaría avanzando por el camino correcto”, aseveró a la AFP el excanciller Ernesto Paz Aguilar.

“Honduras está en una fase casi insurreccional, si el tribunal declara un ganador puede aumentar la crisis”, advirtió.

Preocupante

La crisis política en el país centroamericano se agudizó luego de que un grupo de policías se negara a cumplir el estado de sitio y el toque de queda nocturno decretado por el gobierno para controlar las protestas que dejaron tres muertos (entre ellos una joven de 19 años y dos agentes), saqueos y quemas a negocios.

La oposición mantuvo su movilización en los últimos días con cacerolazos, palos y neumáticos incendiados en las calles.

Sin embargo, al parecer las cosas están volviendo a la normalidad, porque este miércoles los principales ejes carreteros está habilitados, el transporte y comercio comienza a retomar sus horarios normales y el gobierno ya llegó a un diálogo satisfactorio con la Policía.

 

FUENTE: LA PRENSA DE HONDURAS