MÉXICO, CONDENADO A SER POBRE EN 2018 SIN UNA REFORMA AL SAR: AMAFORE

Pese a que este 2017 será “atípico” por el registro completo de plusvalías, a que se le dio prioridad directa al trabajador y a que se cuenta con estrategias de inversión para aminorar la elevada volatilidad que se avecina para el 2018 y años venideros, la demora de la “gran” reforma del ahorro para el retiro está orillando a México a ser un país viejo e irremediablemente pobre, sentenció la Asociación Mexicana de Afores (Amafore).

De acuerdo con Carlos Noriega Curtis, presidente de la Amafore, el sistema de ahorro para el retiro (SAR) registra plusvalías en todo el año, en donde, precisó que los rendimientos este año serían de un 2.5 por ciento real y a una tasa nominal de entre 8 o 9 por ciento. Mientras que el rendimiento promedio histórico se ubica en 4.75 por ciento.

En conferencia de prensa, con motivo del fin de año, el funcionario describió que fue complicado registrar rendimientos arriba de la inflación, debido a que ésta estuvo elevada, arriba de 6.0 por ciento.

Sostuvo que si bien los cambios estructurales del sistema no se han dado, estos meses se le dio prioridad directa al trabajador, mediante el apoyo de herramientas más sencillas para el ahorro voluntario e información sobre su Afore.

Lo más relevante no es que las administradoras de fondos para el retiro (Afores) administren más recursos, sino que los trabajadores tengan una pensión al momento de su retiro, dijo.

“La demora en la reforma lo único que está haciendo es demorar el momento en que los trabajadores tendrán una mejor pensión, ya que corremos el riesgo de ser un país viejo antes de ser un país rico.
“Quisiéramos llegar a ser un país viejo y rico; es decir, que los trabajadores viejos tengan un nivel de ingreso apoyado en una inversión productiva. Entonces, si no se está haciendo ese ahorro, entonces nos estamos haciendo viejos e irremediablemente pobres porque no se está haciendo productivo, eso es lo que está provocando la demora de la reforma”, sentenció Carlos Noriega.

AHORRO VOLUNTARIO, “PIAN PIANITO”

El presidente de la Amafore sostuvo que el ahorro voluntario de los trabajadores representa el 2.0 por ciento de lo que administran las Afores.

En el último año, el ahorro voluntario creció un 20 por ciento, ya que se sumaron en su conjunto 11 mil puntos para hacer el ahorro, si lo quieren hacer físicamente, pero también se puede domiciliar o pedir al patrón que le retenga, usar tarjeta de crédito o débito.

“Ahorrar no es sencillo, pero los trabajadores y las autoridades deben de tomar conciencia de ahorrar para el retiro”, destacó Noriega.

Al cuestionarle sobre los riesgos para el 2018, el directivo aseguró que “no sé puede decir que estamos al borde de una crisis, en esencia la economía mexicana es sana. Las Afores podrían sufrir la volatilidad del próximo años, pero le están apostando para el largo plazo”.