El debilitamiento de la economía de China afecta claramente los negocios de compañías alemanas que operan en el gigante asiático, informó hoy la Cámara de Comercio Alemana (AHK) en Pekín tras la difusión de la encuesta sobre el clima de negocios que realiza todos los años a sus socios.

«Las expectativas de las empresas alemanas son las más bajas en muchos años», precisó la AHK.

El sondeo arroja que cerca de un cuarto de las empresas alemanas, un 27 por ciento, espera alcanzar este año sus objetivos comerciales en China. En tanto, en particular las compañías automotrices y fabricantes de maquinaria -los sectores tradicionalmente más fuertes de la economía alemana- redujeron significativamente sus previsiones comerciales.

La Cámara de Comercio Alemana señaló además que las expectativas de las empresas se ven afectadas por la desaceleración de la economía en China, sumada a los efectos del conflicto comercial. El 83 por ciento de las empresas alemanas se siente directa o indirectamente afectado por la guerra comercial entre China y los Estados Unidos, de acuerdo a la encuesta.