El gobernador regional, Jorge Díaz Ibarra, destacó la labor que están realizando los peritos del Laboratorio de Criminalística (Lacrim) de la PDI gracias a la adjudicación del proyecto “Levantamiento Forense de Iglesias Andinas Patrimoniales en Comunidades Aymaras”.

Esta iniciativa fue postulada al FNDR por el Laboratorio de Criminalística Regional Arica (Lacrim) y obtuvo un total de de $39.643.189 para ejecutar esta iniciativa que contempla tres etapas, que básicamente consisten en un levantamiento pericial de cada una de las piezas patrimoniales eclesiásticas que se encuentran al interior de las iglesias ubicadas en los pueblos precordilleranos y altiplánicos de la región, a fin de contar con un inventario forense de cada una de las piezas religiosas que componen el patrimonio local de dichas comunidades y también nacional.

De un total de 34 iglesias patrimoniales de esta región, el Lacrim ya ha trabajado en 21 templos; en esta oportunidad trabajarán en seis iglesias ya definidas; estas son la de Santiago Apóstol y la Virgen de la Candelaria de la localidad de Belén, San Ildefonso de Putre, Virgen del Rosario de Cosapilla, Virgen de la Asunción de Choquelimpie y San Miguel de Azapa. Quedarán pendientes siete iglesias que más adelante, por medio de otro proyecto, se tiene contemplado efectuar dichos registros, además de la publicación de los respectivos catálogos.

El gobernador, Jorge Díaz Ibarra, dijo que “hoy vemos cómo se está desarrollando esta iniciativa del 6 por ciento de cultura vinculado a establecer un levantamiento y un catastro del patrimonio que tenemos en cada una de nuestras iglesias ancestrales y eso indica no solamente validar la infraestructura sino que todos los elementos que contienen estas iglesias”.

“Lo que importa es resguardar el patrimonio y este resguardo también implica tener registros fotográficos y detalles específicos de cada una de las piezas que se encuentran, ya que es la única manera de pesquisar si es que son hurtadas en algún momento. Ha sido un muy buen proyecto que ha desarrollado la PDI porque se debe resguardar el patrimonio desde todas las áreas”, añadió.         

El subprefecto Cristian Mora, jefe (s) de Lacrim Arica, comentó que “este proyecto surgió hace unos años atrás principalmente por la preocupación de la Policía de Investigaciones de Chile en lo que se refiere al patrimonio cultural de nuestra región de Arica y Parinacota, es un proyecto inédito que se está desarrollando y que tiene como finalidad registrar todo lo que tiene que ver con obras del patrimonio cultural de nuestras iglesias, de nuestra cultura aymara. En estos momentos estamos recabando los antecedentes, tenemos peritos fotografiando y estableciendo las distintas características que tienen estas obras de arte, que son patrimonio de nuestra región y, posteriormente, tendremos una tercera etapa que es la difusión de los resultados de este proyecto”.   

La iniciativa, cuyo programa ya se venía desarrollando desde 2018, con recursos propios, contempla concurrir a todas estas localidades e iniciar una fijación fotográfica de cada una de las imágenes y especies (chafalonía), registrando su peso, medidas y composición química con el objeto de contar con un registro que pueda servirles a las comunidades y a la propia PDI ante eventuales robos y/o destrucción de estas especies, registro formal que hasta la fecha, no contaban.

Con los fondos adjudicados, se contempló la compra de equipamiento, entre ellos un estudio fotográfico profesional portátil y la adquisición de un un espectrómetro analizador de metales a fin de determinar la composición de los objetos a analizar.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *