Se habla de un trascendental certamen que dedica un espacio a las cinematografías nacionales más significativas y a reflejar las corrientes del cine actual de todos los rincones.

Este año promete no defraudar y su campaña promocional se hace eco de ello; polémica, diferente, respaldada y también criticada simboliza una muestra original del talento joven y creativo que si algo logró fue despertar la atención y la inquietud.

Y es que ese parece ser el objetivo perseguido por un equipo de diseñadores que firman con el nombre de Nocturnal, quienes al concebir su cartel oficial se valieron de un sin número de espinas y del símbolo corazón para aludir al dificultoso y peliagudo camino de crear y hacer cine, buen cine hoy, uno enraizado en este cardinal órgano humano en realizadores y espectadores.

En este sentido, los artífices de la cita se valieron para ello en su provocadora y transgresiva iniciativa de una frase del refranero popular: “Ojos que no ven, corazón que no siente” —pero resumida a modo de afirmación contundente: “Ojos que ven” —para ensalzar su distintiva gráfica “que busca conectar de cierta forma con el melodrama del cine pasional”, aseveró uno de sus integrantes, Raúl Valdés (Raupa)

Como explicaron los organizadores de la cita en conferencia de prensa desde la Casa del Festival, tras la apertura de la convocatoria se produjeron muchas más inscripciones que la edición del año pasado. Durante los últimos días, antes de cerrarse el plazo, según señalaron, ocurrió casi el colapso del sitio digital del Festival ante la cantidad de obras presentadas en la categoría de filmes, guiones y carteles.

La convocatoria llegará su fin este martes 10 de septiembre, según precisó Leanny Pintado, directora de prensa de la cita.

Hasta este momento fueron contabilizados más de 2200 filmes inscritos, más de 300 guiones y 100 carteles. Además, acotaron los organizadores, con los 681 proyectos presentados en el apartado del Premio por Posproducción se batió récord.

Anualmente el Festival convoca a los Concursos de Ficción, Documental y Animación, Operas Primas, Guiones Inéditos y Carteles, pero también concibe un programa que auspicia una amplia y representativa muestra del séptimo arte proveniente del resto del mundo. Especialmente, desde el panorama documental ofrecerá un espacio a la ascendente calidad, diversidad y presencia alcanzadas a nivel mundial por el documental contemporáneo.

En esta edición se han introducido algunas modificaciones en el apartado del Concurso Latinoamericano. Por primera vez, las obras de ficción y documental serán evaluadas y galardonadas por tres jurados independientes, a saber: un jurado para Largometrajes de Ficción, otro para Largometrajes Documentales y un tercero para Cortometrajes de Ficción y Documentales, que premiará ambas categorías. La gala de premiaciones será el viernes 13 de diciembre.

Los países más representativos por su participación son Perú, con 41 obras; Argentina con 490; Brasil, con 245; México con 221; Colombia con 82 y Chile con 59.

Tendrán lugar coloquios teóricos a propósito de la personalidad de Tomás Gutiérrez Alea y una exposición por el centenario de Santiago Álvarez, otra figura especialmente homenajeada como parte de la estrategia trazada para la preservación de su patrimonio fílmico.

Diciembre y su esperada fiesta del cine también traerá la exhibición de la copia restaurada de la emblemática película “La muerte de un burócrata”, estrenada en el Festival de Venecia.

Por otro lado, en diciembre, para dar a conocer todo cuanto acontecerá durante el evento, llegará la revista del Festival como es habitual, con artículos de importantes escritores, jóvenes y no tan jóvenes, en la ruta de la crítica y el tributo a los 60 años del Instituto Cubano del Arte y la Industria Cinematográfica.

A ello se sumará la trasmisión diaria del Noticiero del Festival y la preeminencia del programa radial “Buena Hora”, que convertido en la voz del evento trasmitirá un amplio resumen de lo acontecido, dos horas diarias desde el Hotel Nacional.

El Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano —en esta su 41 edición que se celebrará del 5 al 15 de diciembre— contribuirá, como cada año, al enriquecimiento y reafirmación de la identidad cultural latinoamericana y caribeña desde el histórico reconocimiento y difusión de obras cinematográficas de trascendentes valores artísticos.