Más de 55 000 casos por trastornos mentales y del comportamiento debidos al consumo de alcohol y otras drogas fueron atendidos por los equipos interdisciplinarios de los distintos establecimientos de salud del Minsa. En parte, el incremento de casos atendidos se debe a la implementación del proyecto GROW (Guiando la Recuperación de las Mujeres que abusan de sustancias), una iniciativa de cooperación entre los gobiernos del Perú y los Estados Unidos.

Este año, el proyecto GROW permitió certificar a 129 profesionales que desarrollaron mejoras en los servicios de salud mental y adicciones en sus hospitales y Centros de Salud Mental Comunitaria (CSMC), de 7 regiones. En tanto, otros establecimientos fortalecieron las referencias y contrarreferencias, realizaron reuniones de sensibilización a nivel de los servicios de salud y con servicios de instituciones de otros sectores, así como intervenciones preventivas – promocionales.

“Este esfuerzo de respuesta a las adicciones no solo incluyen las personas que son afectadas por el abuso de las sustancias, sino también las familias y la sociedad. El abordaje integral que se viene haciendo a través del programa GROW ha sido un éxito en estos últimos años”, manifestó el viceministro de Salud Pública, Gustavo Rosell de Almeida.

Por su parte, el Dr. Yuri Cutipé Cárdenas,director de la Dirección de Salud Mental del Minsa, felicitó a los 129 graduados como facilitadores regionales, llevando una capacitación sistemática en todas las regiones del país. “La salud mental es un derecho que debe ser tangible a través de servicios de calidad para que nadie se quede atrás”, indicó.

El funcionario, asimismo, explicó que el Proyecto tiene vigencia desde el 2015. En su primer año se capacitaron las regiones de Lima y Callao, posteriormente se incorporaron más regiones hasta que en el periodo 2020 – 2021 se terminó de capacitar en Pasco, San Martin, Huancavelica, Tumbes, Ucayali, Amazonas, Madre de Dios, Lima Provincias.

“En todos estos años se han formado 41 facilitadores nacionales, más de 1110 facilitadores regionales y más de 8000 profesionales que se capacitaron en la fase de réplicas”, añadió Cutipé.

El proyecto GROW se ha implementado a través de la Oficina de asuntos antinarcóticos de Estados Unidos y la  aplicación de la Ley de la Embajada de los Estados Unidos, que permitió fortalecer las capacidades y competencias técnicas altamente especializadas de los equipos interdisciplinarios de salud mental del Ministerio de Salud (Minsa), a fin de incrementar la oferta y calidad de servicios para mujeres, niñas adolescentes y población LGTBI que sufren de trastornos mentales y del comportamiento debidos al consumo de sustancias psicoactivas.

Del mismo modo se contó con aliados estratégicos como la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (DEVIDA), Centros de Emergencia Mujer (CEM) del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Servicio de Orientación al Adolescente (SOA) del Poder Judicial, Programa de Justicia Juvenil Restaurativa del Ministerio Público, la Universidad Peruano Cayetano Heredia y CARE Perú, que fue la institución responsable de la administración del proyecto 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *